RECHAZO PUBLICO

Punto final

Es hora de que el presidente de SINALTRACERVCOL deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un Presidente obligado a defender los intereses de los trabajadores y a dar ejemplo con su comportamiento, ni un ciudadano sujeto al Código Penal.

El límite de todos los colombianos es y debe ser la ley. Y es tiempo de que el Presidente del sindicato mencionado esté a la altura del enorme poder del que ha venido abusando sin mayores consecuencias: el último ejemplo de su estrategia de estigmatizar e intimidar para imponerse ante la clase obrera trabajadora del Grupo económico AB InBev y sus filiales, aquello de permitirse llamar a “Tribunal de arbitramento” cuando los sindicatos negociadores de la convención colectiva y sus afiliados aún se encuentran en un periodo de debate entre Huelga y lo anterior aseverado y definido según palabras del señor.  Queremos decir que la gran mayoría de trabajadores se inclinan hacia la Huelga ya que a pesar de que la Empresa ha respetado los términos legales de ley nos encontramos todavía años luz de encontrar tan si quiera un punto intermedio.

Los comunicados hacia las bases son vida real. Quien comete el delito de desinformar allí comete un delito contra todos los trabajadores. Hoy, cuando los comunicados se han vuelto la vía más rápida para orientar a todos los trabajadores, resulta inaceptable que el Presidente de SINALTRACERVCOL siga jugando el perverso juego de rectificar cuando el daño ha sido hecho, siga legitimando socialmente esa manera temeraria de participar en la deliberación de los conflictos laborales colectivos y liderando ese premeditado ataque contra todos los trabajadores. Todo ello se configura en una arremetida contra la democracia laboral y autonomía sindical.

Una palabra malintencionada basta para enlodar y enredar un trabajo serio, intachable y de lucha que vienen desarrollando los sindicatos hermanos SINALTRAINBEC y UTIBAC vs Empresa, y peor aún hacerle perder el foco real a los trabajadores con falacias y afirmaciones equivocadas.

Aprovechamos para darle a conocer a todos y cada uno de los trabajadores que nuestro compañero de lucha de la cervecería del Valle Wilson Cardona, por temas de seguridad de él y su familia presento dimisión a su contrato de trabajo, creemos que la administración de la empresa no debe aceptar esta renuncia porque es aprovecharse de un momento difícil que vive el compañero y su familia y confiamos entre todos ayudar a que resuelva su situación sin consecuencias que lamentar. Finalmente agradecemos fraternalmente su compromiso, dedicación, don de lucha y deseamos que nos siga acompañando en esta lucha.

“Afíliate, podemos cambiar las cosas”

 

Octubre 20 de 2017